ASPECTOS ETICOS DE LA NIÑEZ Y LA ADOLESCENCIA
Tema a debate: Mariela (15 años) y Yordani (16 años) acuden al consultorio para solicitar un método anticonceptivo. El médico le dice que tiene que acudir con uno de los padres. Regresa a los 2 meses casada solicitando el método anticonceptivo y al realizar análisis de rutina se le detecta está embarazada y además presenta una enfermedad de trasmisión sexual. La paciente acusa al médico del embarazo por negarse inicialmente a su solicitud de anticoncepción; a lo que este refiere que no lo hizo pues era menor de edad. Ella argumenta que lo sigue siendo y en cambio lo hizo tardíamente. Se lleva el caso al Comité de Ética Clínica del que usted forma parte y se le realizan las siguientes preguntas:
  1. ¿La negativa inicial a la solicitud de la paciente es éticamente correcta? ¿No viola la autonomía de la paciente?
  2. ¿La aceptación del médico a la solicitud de la paciente en la segunda ocasión fue basada únicamente en un aspecto legal sin tener en cuenta la dignidad de la persona?
  3. ¿Hay coherencia ética en la actuación del médico?
Consideraciones

Dra. Annette Rodríguez Melían
Doctor en Medicina. Especialista en MGI. Policlínico “Wilfredo Santana”

Considero que esta negativa inicial aunque tenga un sustrato legal jurídico, adquiere ciertos matices, pues sería necesario que el médico profundizara en las características individuales de estos adolescentes, que de alguna manera han tratado de asumir una conducta “responsable” con relación a la sexualidad como pareja. La labor educativa del médico y la buena comunicación evitan o minimizan este tipo de situaciones. Si bien es cierto que la práctica de procederes médicos está legalmente regulada en los niños y adolescentes porque no han alcanzado la mayoría de edad y deben tener el consentimiento de los padres, considero que una conducta pasiva tampoco resuelve la situación. La autonomía del paciente tiene límites que el médico necesita conocer para poder orientar sobre todo en caso de niños y adolescentes que en múltiples ocasiones demuestran ser “maduros” y acuden sin representación de sus padres o tutores a consulta por diferentes situaciones. En este caso particular no debía faltar la educación sexual, que brindada con claridad y de manera comprensible puede contribuir a evitar situaciones como las que se produjeron después. En nuestras escuelas se habla sobre educación sexual e ITS a niños y adolescentes, en nuestras consultas debemos hacerlo también, ¿No es el embarazo en la adolescencia un riesgo mayor para esta joven pareja que decide comenzar su vida sexual? Es necesario que la “libertad” sea con compromiso y con responsabilidad por parte de la pareja, con la debida protección para evitar tales riesgos.

No obstante el médico no debe ser acusado o considerado responsable de un hecho que no depende de él. En ocasiones el embarazo en la adolescencia y el matrimonio en edades tempranas son manifestaciones de “rebeldía” en esta etapa de transición. En este caso particular el hecho que la adolescente se haya casado no cambia la condición de riesgo, ni la condición moral pero si su status legal, no obstante la praxis y la conducta del médico deben basarse en la persona, y en su dignidad, en valores universales como la justicia, la no maleficencia, la responsabilidad y el secreto profesional siempre dentro del marco legal.

El médico no actuó éticamente de manera correcta, debemos orientar, ayudar e informar a nuestros pacientes independientemente de su edad, profundizar en los caracteres individuales de los miembros de esta pareja para buscar una solución conjunta con ayuda de los padres pues estos también tuvieron que dar su aprobación para el matrimonio, a través del diálogo y el consenso pueden obtenerse soluciones satisfactorias y aceptables éticamente.


Dr. Carlos Pablo Dotres Martínez.
Doctor en Medicina. Especialista en Pediatría. Hospital Pediátrico Juan Manuel Márquez, La Habana.

a) Considero que la negativa inicial del médico es éticamente incorrecta y si viola la  autonomía de la paciente. Si analizamos en criterios de Piaget, Kholberg y Barrio y Simón, encontramos y está acorde con nuestros tiempos que el dilema presentado se puede resolver pues existe la autonomía de ambos jóvenes que son mayores de 12 años y con capacidad suficiente para ejercer este principio que no produce maleficencia y que ellos pueden ejercer independiente a la posible opinión de los padres. 

b) La dignidad de la persona no tiene siempre (y menos en este caso) que estar ligada al status legal. En este caso el médico actuó incorrectamente al no tener en consideración la dignidad y la autonomía en esta paciente. El médico además vulneró el principio de no maleficencia.

c) No hay coherencia ética en la actuación del médico.


BIOETICA Y EL FINAL DE LA VIDA HUMANA
Tema a debate : Razone desde una óptica centrada en la persona, si la muerte llamada encefálica es muerte real del ser humano y mencione las consecuencias prácticas que tenga para Usted su conclusión.
Consideraciones

Dra. Martha Ortiz Montoro
Doctora en Medicina. Especialista en Anestesiología. Hospital “Hermanos Ameijeiras”

En la actualidad el concepto de muerte recae en el concepto de muerte encefálica: Abolición total e irreversible de todas las funciones del cerebro. El propio desarrollo y avance tecnológico ha condicionado la evolución histórica de este concepto, pues no se pretendía que antes del surgimiento de las medidas de soporte hemodinámico y ventilatorio que existen actualmente se pudiera hablar de muerte encefálica. Este concepto ha devenido centro de múltiples dilemas bioéticas, desde la propia certificación de muerte encefálica y del consentimiento informado para la donación de órganos.

Cumpliendo pautas éticas, solo cabe asegurar determinadas normas desde el propio momento en que se declara la muerte, para lo que existen criterios bien establecidos por los médicos que definen en un primer momento y tras un periodo acordado de nueva valoración evolutiva que el paciente está en muerte encefálica (los médicos que la declaran no son de asistencia ni tienen vinculo con trasplante)
Asegurar el consentimiento Informado

Seleccionar con responsabilidad los receptores más aptos
Asegurar la distribución más justa y correcta de los recursos
Considerar que existen lugares de potencialidad de comercio y lucro de órganos
Disponer del cadáver con respeto como se trata con respeto al viviente
La determinación de irreversibilidad del proceso genera múltiples dilemas. La necesidad de crear una conciencia solidaria acerca del acto de la donación responde a la desesperada situación de las personas que dependen de este gesto para continuar viviendo y a mi entender la muerte encefálica (muerte real) implica la posibilidad de vida para otros.


Dr. Nicolás Chaos González.
Doctor en Medicina. Especialista en Cirugía Cardiovascular. Hospital “Hermanos Ameijeiras”

Considero que la muerte encefálica conceptuada como el cese irreversible de todas las funciones del encéfalo (incluyendo en esta definición al cerebelo y tallo encefálico) si es la muerte real del ser humano, teniendo en cuenta que todos los atributos de la persona humana y especialmente la conciencia, el lenguaje, la capacidad de relacionarse racionalmente son producto de la actividad de estas estructuras del sistema nervioso central.

La principal consecuencia práctica de este concepto es que el diagnóstico facultativo de muerte encefálica (según criterios bien establecidos, comprobados y realizados por un grupo de especialistas médicos) aun cuando se mantengan otras funciones orgánicas (cardiovascular, renal) permite definir claramente para el equipo médico y para la familia que la persona ya no está viva: falleció. El diagnóstico de muerte encefálica requiere de gran seguridad e infalibilidad

Y por tanto ello lleva a varias alternativas:
- La comunicación efectiva del fallecimiento a los familiares
- La limitación del esfuerzo terapéutico
- La orden de no reanimar
- El respeto a la dignidad del cadáver
- Por último y no por ello menos importante la donación de órganos para trasplante.


BIOETICA Y ATENCION SANITARIA
Tema a debate: Usted llega como colaborador a una región del Tercer Mundo donde nunca han sido existido servicios de salud y hay una alta incidencia de enfermedades transmisibles, que pueden ser prevenibles, pero con una alta mortalidad. ¿Qué acciones realizaría para organizar los servicios sanitarios en dicha área y que elementos tendría en cuenta para mejorar el estado de salud de la población?
Consideraciones

Lic. Georgina Suárez Hernández
Profesora de Filosofía. Universidad de La Habana

Para una situación como esta existen acciones previas que no pueden eludirse a fin de; primero, obtener una información lo más objetiva posible de la situación; segundo, tener elementos para interactuar con la población sobre la base de una alianza terapéutica que contribuya a resolver o mejorar la situación existente; y tercero, dar solución mediante, entre otros factores, a la organización de los servicios de salud.
Las acciones que pudieran realizarse se pueden resumir en las siguientes:

  1. Estudio y valoración del contexto cultural, el cual incluye tradiciones, concepciones religiosas, ritos y otros ingredientes de la vida cultural del grupo humano.
  2. Estudio de los factores medioambientales que influyen en la alta incidencia de enfermedades transmisibles. Por ejemplo carencia de agua potable, de vertederos de desechos.
  3. Análisis de los antecedentes respecto a las políticas aplicadas, acciones previas o si carecen de las mismas.
  4. Estudios de los estilos de vida de los grupos humanos en la región(alcoholismo, drogadicción...)
  5. Estudio de factores sociológicos de interés en el tema
  6. Análisis de las aspiraciones de los habitantes en cuanto al concepto de salud. Estudio de sus expectativas, que desean, cuáles son sus modelos de persona saludable.
  7. Identificar los sectores más vulnerables o de alto riesgo.
  8. Analizar las condicionantes económicas de la zona.

Con los elementos proporcionados por estos estudios y valoraciones preliminares se debe proceder a:

- Elaborar un plan de acción que contemple la incidencia en los puntos más vulnerables o sobre aquellos que se consideren las principales causas de la alta mortalidad.
- Iniciar pesquizajes a la población y en este proceso orientar conductas en función educativa y profiláctica.
- Desarrollar campañas de vacunación
- Desplegar un trabajo dirigido o encaminado a activar el factor humano en los líderes naturales
- Propuesta de crear actividades que proporcionen ocupación laboral en el asentamiento poblacional
- Higienización de las áreas contaminadas.
- Tendría en cuenta el nivel cultural y educacional de la población.
- Tradiciones religiosas y culturales, ingresos económicos.
- Prevalencia de estilos de vida nocivos a la salud.
- Expectativas que tienen respecto a la propia salud.


Dra. Ana Bertha López Milliet.
Doctora en Medicina.

Debemos considerar que es una población que nunca ha sido atendida, por lo que primeramente hay que clasificar las enfermedades que existen, para entonces conociendo el área geográfica, sus culturas, religiones, estatus social, psicológico y biológico poder realizar una adecuada prevención y promoción de salud a través de charlas educativas con el fin de que esa determinada población conozca y tome conciencia de cuáles son sus enfermedades y las formas de prevenirlas, tratarlas para evitar una mayor propagación.


Hay que tratar de que esa población tenga una buena relación médico-paciente y que vean al médico como la persona que hace el bien y que cuida de ella con respeto, amor, dedicación sin distinción de razas, culturas, religiones, para poder lograr una conciencia en esa población de tal manera que se eviten muertes innecesarias y prevenir enfermedades fundamentalmente.       

ETICA Y SOCIEDAD
Tema debate: Enumere los principales dilemas ocasionados por la repercusión de la actividad humana sobre el entorno natural y los retos que plantean para la Bioética, desde el punto de vista de una ética de la responsabilidad.
Consideraciones
Dr. Michael Mari González
Doctor en Medicina. Hospital Clínico Docente: “Manuel Fajardo”

Entre los dilemas ocasionados por la actividad humana sobre el entorno natural encontramos, la contaminación ambiental; el cambio climático; acumulación de desechos tóxicos; tala indiscriminada de los bosques; extinción de especies vivas; deshielo de los glaciales polares, con aumento del nivel del mar.

Desde el punto de vista de una ética de la responsabilidad, se ha planteado la implementación de un desarrollo sostenible, que es la voluntad de satisfacer las necesidades presentes, incluyendo la satisfacción de las necesidades de las generaciones futuras, lo que se logra con el desarrollo social, un crecimiento económico, y la protección del medio ambiente. Desde tiempos remotos el ser humano ha tomado una postura antropocéntrica, apoderándose, dominando y explotando  los recursos naturales y medio ambiente a su antojo. El hombre debe tratar de mantener el equilibrio, de forma que se considere él mismo, parte importante del medio ambiente, que lo necesita para vivir, desarrollarse, multiplicarse, siempre con responsabilidad. El principio de responsabilidad según Hans Jonas “actúa de manera tal que tú comportamiento sea compatible con una vida mejor para las generaciones futuras”. Surgen las siguientes interrogantes: ¿Quién defiende el futuro? ¿Cómo garantizar un mundo mejor para los no nacidos?, que son en cuestión nuestros herederos, en una época donde el desarrollo tecnológico mal utilizado crea deshumanización y el afán de lucro lleva a una desmedida explotación de recursos naturales con excesiva utilización de recursos no renovables o renovables a largo plazo, se necesita de responsabilidad para alcanzar un desarrollo sostenible en sociedades sostenibles, que permitan  a los países (desarrollados y subdesarrollados) tener las mismas oportunidades de utilización de las tecnologías y que se respete la legislación de no verter desechos tóxicos, evitar la contaminación ambiental, crear una política adecuada para establecer medidas de control y organizar estudios que permitan corroborar los índices de cumplimiento de las medidas para hacer énfasis en la educación medioambiental en las sociedades. Respetar que nuestro universo es finito, por lo que para lograr que se interioricen estas medidas de actuar responsablemente se  debe educar a las personas en un cambio de mentalidad, comenzando por la familia, los centros escolares, laborales, empleo adecuado de los medios de comunicación.

Dra. Sue Ferraz Noda
Doctor en Medicina. Centro Municipal de Genética (10 de octubre)

Por poco asible que parezca, un gran número de miembros de la especie humana hablan del medio ambiente como si no formaran parte de él. Esto ha provocado que hasta hace unos años no se pensara en la actividad humana como agente agresor-exterminador del medio ambiente y la vida en nuestro planeta. Las conductas humanas han creado graves trastornos que derivan a dilemas éticos al tratar de encontrarles solución:

La aceleración del calentamiento global.

El derretimiento de los casquetes polares con la consiguiente liberación de gas metano (gas que afecta la capa de ozono y contribuye al efecto invernadero) y la elevación del nivel del mar.  

La deforestación con la consiguiente pérdida de ecosistemas enteros 8extinción de plantas y animales).

La sobre explotación de las fuentes no renovables de energía.

La contaminación de aguas y suelos con desechos tóxicos.

Los alimentos transgénicos.

La emisión de gases con efecto invernadero.

Corresponde a la Bioética lograr un  punto de equilibrio donde se logren encontrar soluciones que permitan la preservación de la vida en el planeta. Entre los retos fundamentales se encuentra la educación de todas las generaciones en la necesidad de la preservación y protección del medio ambiente y dentro de este, de la vida humana, establecer puntos de diálogo y entendimiento con los diseñadores-ejecutores de las políticas de desarrollo social para que las acciones encaminadas a un mejoramiento inmediato de las condiciones de vida de los individuos que no constituyan a largo plazo una fuente de daño o perjuicio. Lograr que se tome conciencia sobre la necesidad del uso de fuentes renovables de energía; que el desarrollo tecnológico y su aplicación no deriven en daño ecológico a mediano o largo plazo, lograr que la conducta humana sustentada en la idea de lograr su óptimo desarrollo y perpetuidad, no sea su propia exterminadora.

BIOETICA E INVESTIGACION CIENTÍFICA
Tema debate: ¿Es el Genoma Humano patrimonio de la sociedad, de la humanidad en su totalidad y más bien es el patrimonio de cada individuo? Argumente su respuesta.
Consideraciones
Dra. Martha Ortiz Montoro
Doctor en Medicina. Especialista en Anestesiología. Hospital “Hermanos Ameijeiras”

La constitución genética del ser humano es lo definitorio de su dimensión corporal.
El genoma humano es lo que individualiza la constitución corporal de ese ser en particular, que lo hace único e irrepetible, diferente a los demás, por esto es el patrimonio de cada individuo y adquiere relevancia ética en muchos aspectos, pero sobre todo en términos de libertad, implica el derecho que tiene cada individuo a la confidencialidad, a no ser discriminado por su constitución genética, por la potencialidad a desarrollar determinadas enfermedades (que en términos genéticos es “potencialidad” por la influencia de múltiples  variables)

El proyecto Genoma Humano no hay dudas que ha revolucionado y revolucionará la Medicina. Es el principal proyecto de colaboración  mundial que introduce la tecnología genética en la práctica médica, pero que implica límites al uso de la tecnología genética para el mejoramiento de caracteres normales en evitación de políticas eugenésicas.

El conocimiento sobre el Genoma Humano ayudará al desarrollo del diagnóstico y la terapéutica de múltiples enfermedades, abre indiscutiblemente perspectivas inmensas al mejoramiento de la salud, por lo que se constituye en patrimonio de la humanidad.

Toda esta producción de conocimiento científico condiciona dilemas ético-morales que van más allá de lo que han sido asimilados tradicionalmente.


Dra. Mayumi de Jesús Muñoz Batista  
Doctor en Medicina. Hospital Manuel Fajardo

El Genoma Humano podemos decir que constituye primeramente patrimonio individual de cada ser viviente, es conocido por todos desee los primeros descubrimientos del mismo que este marca en cada especie una diferencia. En el caso del ser humano en su interacción con el medio ambiente convierte al hombre en un ser personal, único e irrepetible con dignidad propia y autonomía. La importancia del genoma de cada individuo como microsistema es indudable pero esta se potencia con la interacción social a través de las diferentes interpretaciones que puedan dársele al problema. Conjuntamente con el mapeo genético que fue uno  de los primeros objetivos en el estudio del mismo surgieron muchos dilemas éticos, teniendo implicaciones morales, políticas, religiosas y sociales que acrecentaron las diferencias entre los países pobres dominados del tercer mundo y los ricos-dominantes. Indudablemente el descubrimiento del genoma humano ha propiciado grandes avances en el descubrimiento y tratamiento de enfermedades genéticas desarrollándose la farmacogenómica y la toxicogenética. Se ha hablado incluso de terapia genómica individualizada. Han existido avances importantes en el diagnóstico pre y postnatal y pre-sintomático de importantes enfermedades pero conjuntamente con estos descubrimientos que parecen convertir al hombre en un ser omnipotente, ha aumentado la falta de justicia y equidad en la distribución de los recursos por lo costoso de estas técnicas, no ha habido responsabilidad en el manejo del genoma, inclusive se ha hablado de cribado laboral antes de otorgar un empleo. Precisamente, una investigación tan importante, que inicialmente perseguía el Bien común se ha desvirtuado por falta de responsabilidad y de equidad en la distribución de los recursos. Se ha pasado por alto la ética de mínimos, en lo que respecta a las implicaciones médicas, éstas muchas veces promueven la selección eugenésica a través de la selección de miembros de la familia, crea ansiedad en la espera de resultados, discrimina a enfermos,  aumento de seguros médicos por enfermedades genéticas descubiertas y no expresadas. También ha creado grandes brechas entre el diagnóstico y el tratamiento de algunas enfermedades. Conllevando toda esta manipulación a alteraciones en la biodiversidad y en el equilibrio ecológico del futuro por lo que este gran descubrimiento debe tener en cuenta los efectos positivos y negativos para dejar a nuestros hijos un mundo mejor. Tenemos que practicar y trasmitir una autonomía responsable a través del fomento de la educación y de la práctica de un desarrollo sostenible. Cuidemos al genoma como lo que es, patrimonio individual, humano y social, no dejemos que se convierta en un medio mercantil, sino en una investigación que favorezca el desarrollo de la humanidad, el Bien común y sobre todo que prevalezca la dignidad de la Persona Humana.


- www.cbioetica.org - www.cbioetica.net -
Sitio Oficial del Centro de Bioética "Juan Pablo II"
La Habana. Cuba. 2013-2020©


Debate Contacto